EL GUIJARRO

EL GUIJARRO

Breaking News

LO SABEN TODO SOBRE TI


A principios de siglo yo era de los que quitaba la batería del móvil cuando iba a una reunión del partido o en las reuniones de diferentes plataformas para que no nos espiaran, escucharan nuestras conversaciones y para evitar que supieran nuestra ubicación (parece paranoico, pero creeros que no lo era).

Esa preocupación al salir de la militancia activa se fue desvaneciendo poco a poco y definitivamente me rendí el día que me compre un teléfono de última generación. Era un terminal gama alta del año anterior (al cual no se le podía quitar la batería) y lo conseguí a buen precio. Como me gustan los avances tecnológicos y configurar todos los detalles de los cachivaches, al poco tiempo de tenerlo y a medida que iba conociendo nuevas utilidades active la ubicación, las copias de seguridad, la memoria para el aparcamiento, los tiempos para llegar al trabajo, el parte meteorológico, la agenda con Eventos y Recordatorios…. Es decir, absolutamente toda mi información se encuentra en Google, tienen absolutamente todos mis datos, sabe donde estoy, con quién estoy, que hago, que tengo, que me gusta y que quiero. También mis inquietudes personales, intelectuales e inclusive sexuales, además tiene mis números de cuenta, contraseñas y el detalle de mis gastos.

Como puede ser que le entregara toda esa información después de pasarme años ocultándola? Sencillo, porque si tienes un teléfono móvil esa información ya la tiene Google, quieras o no. A caso os creéis que tenéis la posibilidad de no entregar los datos? Es imposible si tienes un móvil, sólo se escapan los que utilizáis teléfonos antiguos sin Internet y que no son táctiles. El día que me di cuenta que mis cautelas eran infructuosas y que me hacían seguimiento de mi ubicación y de mis búsquedas baje la guardia.

En un inicio era un poco precavido, desconectaba la ubicación, el Wi-Fi y no le permitía a Google saber mi ubicación. Pero es una entelequia, las aplicaciones que instalamos y el propio Google recaban nuestra información al instalarla y aceptar las condiciones. Desde Play Store te dan la posibilidad de no aceptar algunos permisos pero entonces recibirás mensajes constantemente recordándote que no aceptaste compartir la ubicación o tus contactos, eso si te dejan instalar la aplicación. En la mayoría de casos no te dejarán instalarla y si pudieras el servicio normalmente estará limitado.
 
Pero puedes realmente eludir el seguimiento? No, no puedes. Cuando creas una cuenta de correo aportas tus datos, que te puedes inventar pero que a medida que la utilizas vas añadiendo información y si no eres tu, será el que reciba tus emails o los sitios dónde lo des. Cuando vas a un gimnasio y te piden el email, lo entregas aunque les digas que no te envíen email ellos lo asociarán a tu nombre, dirección teléfono, cuenta bancaria y lo archivarán en un servidor a través de un ordenador con copia de seguridad y una nube que aloja sus datos por si algún día hay una tormenta eléctrica y todo se va al garete. Solo es el gimnasio, ahora piensa en las compañías de suministros que te piden el email para enviarte las facturas y así no gastar papel (teóricamente es para eso, no para añadirte a una base de datos con las que hacer estadísticas, cederlas a empresas de márquetin que te enviarán publicidad de cursos online), o la administración del estado para los impuestos, el profesor para enviar apuntes o la comunidad de vecinos para las convocatorias de Junta e inclusive los colegios de vuestros hijos… Así hasta el infinito.

Ahora te estás planteando que tu tienes varias cuentas y esto no te pasa a ti. Que una la utilizas para la publicidad, otra para las cosas importantes, otra para vincular facturas o temas de dinero… En el momento que envíes un email de una cuenta a otra, que las configures entre ellas para la seguridad (verificación) o que las abras seguidas en el mismo terminal ya está, se acabó, no hay opción! De una manera u otra tienen tus datos, sino busca en Google los datos que tienen tuyos: ubicaciones cuando tienes la ubicación desactivada, grabaciones de voz ya que has mandado un audio por Whatsapp o has conectado un Bluetooth o todas tus búsquedas realizadas desde el pleistoceno. Es cierto que se puede borrar esa información, pero creéis que no tienen una copia de seguridad? Claro que la tienen.

Ahora nos preguntamos que hacemos para evitarlo? Vivir sin tecnología no es posible o dentro de poco será absolutamente imposible, por lo tanto hay que regular el uso de los datos por parte de las empresas. Para empezar que paguen al Estado por tener nuestra información, implantar por ley que toda compañía que tenga datos de sus clientes pague un canon por alojar esa información. Además de vehicular la administración de esa información a través del Estado, es decir que cada persona pueda solicitar gratuitamente a través del Estado que se borren sus datos o que se le informe sobre que empresas tienen datos suyos almacenados. Esa solicitud debe ser gratuita y la gestión se realizará por el Estado que tendrá de antemano la información aportada por las empresas diariamente. No me refiero a los datos, sino a tener o no tener datos, que no es lo mismo.

De momento deberemos conformarnos con ser lo más cuidadosos posible para que solo tengan el setenta u ochenta por ciento de nuestros datos, de momento es posible, difícil pero si tomas consciencia del riesgo a que nos exponemos serás menos alegre para entregar tu información.

Os recomiendo la serie Black Mirror, trata bastante bien esta materia y nos muestra diferentes distopías que te ayudan a reflexionar. Para mi entender son bastante optimistas aunque no lo parezca.

Bienvenidos a la Era de la información.