EL GUIJARRO

EL GUIJARRO

Breaking News

LA MODA

Esta entrada se iba a titular Feminismo pero creo que en estas últimas semanas ya se han dado bastantes datos y expuesto bastantes escenarios dónde muestran la situación en que se encuentran las mujeres bajo la opresión del patriarcado. Yo no he hecho ningún estudio al respecto y no creo tener los conocimientos suficientes sobre la materia como para crear una entrada digna. Toda la cantidad de datos y denuncias que están apareciendo recientemente en los medios solo son una insignificante muestra del sometimiento de género en los diferentes ámbitos económicos y sociales, dónde la mujer es utilizada, menospreciada y vapuleada por las diferentes tipologías de "manadas" existentes en nuestra sociedad capitalista.

Cuando lo titulo LA MODA me refiero a que de nuevo nos encontramos en un momento en el que se reivindican injusticias reales pero que lamentablemente dejarán de estar en la agenda en poco tiempo. La situación de la mujer en esta sociedad es insostenible y me temo que este bombo a la denuncia contra el patriarcado no solo responde a una denuncia responsable y justa sino que hay un motivo subyacente.

Desde hace unos años las mujeres están entrando en el mercado laboral con mucha fuerza y empiezan a ocupar puestos en profesiones mayoritariamente masculinas y no solo me refiero a profesiones que requieren gran esfuerzo físico sino también en profesiones con colegios elitistas de profesionales o de carácter técnico. Los grandes poderes económicos a través de la tecnología están eliminando el trabajo físico como factor diferenciador, el que queda lo está destinando a los emigrantes, si debe ejercerse en el propio país, o lo está deslocalizando dónde pueden explotar sin problemas a precio de saldo.

Las elites económicas se están dando cuenta que la mujer no puede seguir sometida en el siglo XXI y están decididos a incorporarla al mercado de trabajo, es una gran fuerza productora que ahora tiene formación y que ya no se conforma con ser mujer florero o ama de casa obediente. Ese trabajo lo pueden derivar a la inmigración o clase baja, eliminando así el factor "genero" de la ecuación. El objetivo es incorporar a la mujer en el mercado de trabajo a pleno rendimiento y que se le someta a explotación en los centros de trabajo alejándose de la reivindicación contra el patriarcado y recobrando con fuerza la lucha de clases. Si las patronales consiguen convencernos a todos que están siendo justos con la mujer y si nos venden la imagen de modernidad y justicia, ya podrán volver a explotarnos recortándonos salarios, vacaciones, jubilaciones, derechos sindicales, fomentando horas extras gratuitas... Nos dan un caramelo porque no tenían otra alternativa, la mujer se estaba liberando de sus grilletes y para ellos mejor que lo haga suavemente, no vaya a ser que un conflicto despertara al lumpen.

Paralelamente empezarán a introducir en las empresas multinacionales o grupos empresariales nacionales de gran envergadura beneficios sociales como planes de pensiones, sanidad privada, supermercados con descuentos para empleados, clubs deportivos exclusivos para trabajadores y sus hijos y educación privada subvencionada por la empresa. A través de estas medidas conseguirán moldear clases sociales según sus necesidades, crear una clase media dependiente de las mal llamadas ventajas sociales para que no reclame derechos salariales o condiciones de trabajo más dignas. Quién quitaría a su hijo del colegio, renunciaría a comida con descuento, renunciaría a su plan de pensiones o dejaría de ir al médico privado por luchar para cobrar todas las horas trabajadas o tener un salario base más alto para tener una jubilación más digna? Todo esto con la ayuda del gobierno que es el encargado de saquear y desmontar los servicios públicos para incentivar los trabajadores a morder la manzana. Estos días en las noticias el Presidente aparece invitando a la ciudadanía a abrir planes de pensiones y de golpe me ha venido el recuerdo del Ejecutivo recomendando que compráramos viviendas, que el alquiler era una mala inversión.

Yo me pregunto: Porque los medios de comunicación están haciéndose eco de las manifestaciones, campañas, desigualdades y denuncias en defensa de los derechos de las mujeres? Es posible que esto crezca hasta tal punto que consiga llegar al nivel de los movimientos LGTBI? estamos ante un estallido que enraizará en nuestra sociedad y conseguirá que dentro de tres años sea impensable que haya azafatas en los congresos o en los eventos deportivos que estén allí solo como objeto sexual y para adorar al deportista con un beso o un buen escote? habrá una concienciación en el mundo empresarial para lograr situar la mujer en el lugar que se merece? Se reformará la Ley de tal forma que no se discrimine a la mujer y además se le recompense por los agravios sufridos?

Las respuestas no las tengo y solo el tiempo nos las dará. Pero sobre lo que quiero hacer hincapié en este artículo es en lo "cool" de ser Feminista o defender al colectivo LGTBI o posicionarse a favor de las "Kellys" o en admirar la lucha de los trabajadores de Coca-Cola o exigir pensiones dignas o denunciar el maltrato animal...

Todas estas reivindicaciones luchan (algunas desde hace mucho tiempo) por resolver una problemática real y quiero creer que dejan poso en nuestros jóvenes y en nuestra sociedad. Pero me temo que nos quedamos a las puertas de la reivindicación, nos conformamos con las migajas, lo apoyo todo hasta que me afecta y requiere un esfuerzo por mi parte o peor aún requiere una renuncia.

Cuantos han dejado de beber coca-cola por el trato que les dieron a sus trabajadores? cuantos hemos dejado de comer carne tras ver el programa de Salvados? cuantas compañías han dejado de trabajar con la empresa que respondía a la oferta de trabajo diciendo que necesitaban un hombre para ese puesto porque era de mucho estrés? No cumplimos con nuestras reivindicaciones porque somos conformistas, estamos aletargados y priorizamos el disfrute personal a la lucha contra las injusticias. Cuando nos dicen que este tipo de luchas podrían provocar que a algunos hombres se le baje el salario nos hace replantearnos las posiciones al respecto, o la amenaza con trasladar congresos a otra ciudad por la huelga en los metros nos hace recular en las manifestaciones. Ejemplos hay muchos y no soy yo quién juzgue a los demás pero sí quiero denunciar que lo que nos pasa es culpa nuestra, de nuestras elecciones y nuestro conformismo.

Ellos lo tienen claro, todo está planeado y financiado. No dejemos que se adueñen de nuestros triunfos, seamos ambiciosos y difundamos entre todos nuestras victorias. Ellos no escribirán nuestra história.

No hay comentarios